Una Guía para el Paciente sobre los Estudios de EMG

¿Cómo se Realizan los Estudios de EMG?

La Electromiografía (EMG) es un estudio que mide la respuesta muscular y nerviosa a la actividad eléctrica, y es utilizado para identificar anomalías neuromusculares. El procedimiento de EMG se puede realizar de forma ambulatoria o en pacientes hospitalizados.

Estos estudios se realizan de dos maneras:

  • Estudio de Conducción Nerviosa: Este estudio examina la conducción de una señal por parte de un nervio. El ECN (NCS, en sus siglas en inglés) puede detectar daños en los nervios y se puede realizar junto con una EMG con aguja. El ECN consiste en aplicar una pequeña descarga eléctrica que causará una leve sensación de hormigueo, esto se puede utilizar para estudiar los servos nerviosos.
  • EMG con Aguja: Este estudio utiliza una o más agujas pequeñas y finas (o electrodos) para examinar las señales eléctricas de los músculos. La aguja se inserta en varios músculos del área afectada. Se registra la actividad eléctrica y esta se muestra en un monitor para que el médico observe y escuche las señales. En general, la EMG se realiza inmediatamente después del estudio de conducción nerviosa.

 

¿Por qué necesito una EMG?

Un estudio de diagnóstico eléctrico es la única forma de evaluar si existe daño neurológico y/o encontrar las causas de entumecimiento, hormigueo, debilidad, calambres, dolor u otra pérdida de la función. El médico que realiza estos estudios puede determinar si sus nervios o músculos no funcionan de manera eficiente. Un estudio negativo sugiere que sus síntomas no son peligrosos y es seguro continuar con una atención convencional. Un estudio positivo sugiere la presencia de un problema en la conducción nerviosa o un problema muscular, y, por tanto, se debe brindar un mayor cuidado. Los resultados del estudio ayudarán a su médico a establecer un plan de tratamiento adecuado para sus necesidades específicas.

 

¿Cuánto Tiempo Requiere el Estudio?

Usualmente, un estudio de EMG/ECN requiere entre 30 y 90 minutos. Usted podrá continuar con sus actividades normales una vez finalizado el estudio.

 

¿Cómo Debo Prepararme?

En general, cumplir con estas pautas antes de su estudio de EMG lo preparará mejor para el procedimiento:

  • Avise al médico si usted está tomando anticoagulantes o tiene un marcapasos/desfibrilador implantable. La medicación para el dolor no afectará los resultados de este estudio, sin embargo, se recomienda que traiga consigo una lista de los medicamentos que consume normalmente.
  • Evite la aplicación de cremas o aceites corporales, y tome una ducha antes del estudio; esto asegurará que los electrodos se adhieran correctamente para generar respuestas adecuadas.
  • Se recomienda usar vestimenta holgada para permitir un mejor acceso a la zona. El médico también le pedirá que se quite joyas, audífonos o cualquier otro objeto de metal que pueda interferir con el procedimiento.

¿Quién Realizará Mi Estudio de EMG?

Los médicos que realizan los estudios de EMG estudiaron 4 años en la escuela de medicina y pasaron otros 3 a 4 años entrenando dentro de un programa de residencia. La American Association of Neuromuscular and Electrodiagnostic Medicine establece que un médico debidamente capacitado debería realizar todos los estudios de EMG con aguja. Un asistente o técnico capacitado bajo la supervisión de un médico está habilitado para realizar el ECN.

¿Cómo es el Proceso?

 En general, un procedimiento de EMG sigue los siguientes pasos:

  • Se le pedirá a usted que se siente o acueste.
  • El médico o técnico localizará los músculos que van a ser estudiados.
  • Se limpiará la piel con una solución y se insertará una aguja fina y estéril dentro del músculo. Se colocará un electrodo de tierra debajo de su brazo o pierna. Se puede necesitar más de 1 aguja para el estudio. Usted puede experimentar un ligero pellizco durante la inserción del electrodo. Si el estudio es muy doloroso, avise a su examinador.
  • Se le pedirá que se relaje y contraiga los músculos.
  • Se medirá la actividad eléctrica del músculo que esté trabajando y se mostrará en el monitor.

¿Hay Algún Efecto Secundario?

Los estudios de EMG son excepcionalmente seguros, una vez que las agujas hayan sido utilizadas en un paciente serán descartadas inmediatamente. Usted puede experimentar algo de dolor muscular durante un par de horas después del procedimiento. Informe a su médico si el dolor empeora o experimenta inflamación en el lugar donde se introdujo la aguja. Si desea obtener más información sobre los estudios de EMG u otras herramientas para sanar el daño neurológico y las lesiones musculares, ¡póngase en contacto con alguna de nuestras 3 oficinas!

Posted in: Neuropatía, Manejo del Dolor