Inyecciones Epidurales de Esteroides: Una Visión General

Una Inyección Epidural de Esteroides (IEE) es un método de tratamiento del dolor no quirúrgico común que consiste en inyectar medicación esteroidea en el Espacio Epidural de la columna vertebral, donde se localizan los nervios inflamados. La inflamación de los nervios por un estrechamiento de los canales espinales puede causar dolor en el brazo o la pierna relacionado con la columna vertebral. En este caso una IEE puede reducir la inflamación y aliviar el dolor. Las Inyecciones Epidurales de Esteroides son aplicadas por especialistas intervencionistas del manejo del dolor para aliviar varios cuadros dolorosos localizados en cualquier parte de la columna vertebral.

Cómo funciona:

El estrechamiento de los canales espinales puede ocurrir por varias causas:

  • Espolones óseos
  • Engrosamiento de los ligamentos de la columna vertebral
  • Espondilolistesis («vértebra deslizada»)
  • Hernia de disco
  • Quistes articulares

El espacio epidural es el área comprendida entre la duramadre y la pared vertebral. Este espacio contiene grasa y pequeños vasos sanguíneos cuyo fin es proporcionar amortiguación a los nervios y médula espinal. Los esteroides colocados en el espacio epidural pueden ser muy beneficiosos para disminuir el dolor y permitir que los pacientes mejoren la función. Si bien los esteroides no resuelven la afección subyacente, estos pueden aliviar el dolor y la inflamación, y permitir que el cuerpo lo compense. La inyección epidural de esteroides consiste en una combinación de un corticosteroide (medicamento antiinflamatorio fuerte) y un anestésico para aliviar el dolor. La combinación de ambos medicamentos elimina gran parte de la presión sobre los nervios y otros tejidos blandos.

Por lo general, sólo se administra una IEE en los casos en que los síntomas causados por la estenosis espinal lumbar no hayan respondido a otros tratamientos no quirúrgicos. Normalmente, antes de que a usted le administren esta inyección se le realizarán estudios imagenológicos tales como una RMN o una TAC. Estos estudios se utilizan para identificar la localización exacta de dónde están comprimidas las raíces nerviosas.

Todas las aproximaciones para administrar el esteroide dentro del espacio epidural implican colocar una aguja fina en posición guiada por rayos X. Antes de inyectar el esteroide, se utiliza un medio de contraste para monitorear el ingreso del medicamento al área deseada. Generalmente, junto con el esteroide se administra un anestésico local para proporcionar un alivio temporal. Una IEE interlaminar implica introducir la aguja dentro de la parte posterior del espacio epidural para administrar el esteroide en un área más amplia. Una IEE caudal utiliza una pequeña abertura ósea ubicada por encima del coxis para colocar la aguja en la parte inferior del espacio epidural. En una IEE transforaminal se introduce una aguja junto al nervio que sale de la columna vertebral y se administra la medicación dentro de la «manga del nervio» haciendo que la medicación viaje hacia el espacio epidural desde un lado. Todos los procedimientos de IEE se realizan de forma ambulatoria y, por lo general, el paciente puede regresar a sus actividades diarias al día siguiente.

Efectos secundarios:

Muchas personas no sienten los efectos secundarios de una IEE, o son capaces de lidiar con estos. Consulte con su farmacéutico sobre los efectos secundarios de cada medicamento que consuma. Los efectos secundarios también se enumeran en la información que acompaña a su medicamento. Generalmente, el esteroide comenzará a actuar dentro de 1-3 días, pero en algunos casos puede llevar hasta una semana sentir los beneficios. Si bien es poco común, algunos pacientes pueden experimentar un incremento del dolor habitual durante varios días después del procedimiento.

Si bien los esteroides no suelen presentar ningún efecto nocivo, algunos pacientes podrían experimentar algunos efectos secundarios que incluyen:

  • «Rubor por esteroides» (enrojecimiento del rostro y el pecho que puede durar varios días e ir acompañado de una sensación de calor o incluso un leve aumento de la temperatura)
  • Ansiedad
  • Cambios en el ciclo menstrual
  • Problemas para dormir
  • Reacción alérgica
  • Hemorragia

Sin embargo, estos efectos secundarios suelen ser leves y, a menudo, se resuelven en pocos días. Si usted tiene alguna condición médica grave, converse sobre esta con su médico antes de recibir la inyección.

Las Inyecciones Epidurales de Esteroides se realizan desde hace muchas décadas y son un tratamiento muy seguro y eficaz para tratar dolores de espalda, piernas, cuello y brazos. Si bien no todos los pacientes obtienen alivio del dolor con una IEE, las inyecciones a menudo pueden proporcionarle una mejoría del dolor y las funciones durante varios meses o más. Si usted obtiene un beneficio significativo, las inyecciones se pueden repetir de forma segura y periódica para mantener los beneficios. Las inyecciones también suelen combinarse con otros tratamientos tales como otros medicamentos o fisioterapia para prolongar los efectos. ¡Consulte con alguno de nuestros médicos en cualquiera de nuestras 3 ubicaciones para obtener más información sobre las Inyecciones Epidurales de Esteroides!

Posted in: Dolor de Espalda, Manejo del Dolor