Inyecciones de Hialuronato de Sodio

Hyalgan, Supartz, Orthovisc y Synvisc son inyecciones de viscosuplementación que contienen hialuronato de sodio. Estas inyecciones se utilizan para tratar el dolor de rodilla en pacientes que padecen osteoartritis. Se produce osteoartritis cuando se desgasta el cartílago entre las articulaciones. Esto puede provocar dolor, rigidez o inflamación en la articulación afectada. Los pacientes que no han experimentado alivio con otros tratamientos tales como: analgésicos, hielo o calor, son excelentes candidatos para recibir inyecciones de hialuronato de sodio. El cuerpo produce su propio ácido hialurónico, este forma parte del líquido sinovial que ayuda a amortiguar y lubricar las articulaciones. Este se comporta como un amortiguador y evita que los huesos soporten toda la fuerza del impacto que producen las actividades extenuantes. Cuando se diagnostica una osteoartritis, el nivel de ácido hialurónico en el líquido sinovial es menor de lo normal. El hialuronato de sodio es un derivado del ácido hialurónico que aporta ácido hialurónico natural a su cuerpo. En 1997, Hyalgan fue el primer viscosuplemento aprobado por la Food and Drug Administration. Hyalagan se administra siguiendo una secuencia de cinco inyecciones, una por semana durante cinco semanas. Supartz se administra como una inyección siguiendo un plan de tres a cinco dosis. La inyección de tres dosis proporciona alivio durante seis meses, mientras más inyecciones reciba usted, mayor será la ventana de alivio del dolor que le proporcionará.

sodium-hyaluronate

Orthovisc deriva de células bacterianas y está destinado a pacientes con alergias a aves, pollos, huevos o plumas. Orthovisc está disponible como una inyección de tres o cuatro dosis. Synvisc requiere tres inyecciones, y estas tienen un efecto de seis meses. Consulte a nuestros médicos qué inyección es la más adecuada para usted a fin de que pueda comenzar una vida libre de dolor.

Posted in: Dolor de Rodilla